miércoles, 21 de febrero de 2018

Como subir a Instagram una imagen desde el PC de una forma sencilla y sin instalar ningún programa

Ya sé que la entrada de hoy no tiene nada que ver con los dulces, pero como creo que es interesante y a much@s de vosotr@s os va a ser de gran ayuda, me he decido a escribirla.
Para mí es un incordio subir fotos desde el móvil en Instagram, sobre todo si lo que quiero es escribir un texto grande. Para mí es mucho más rápido y sencillo hacerlo desde el PC, por ello os enseño como se hace.

Los pasos a seguir son los siguientes:

 Abrir vuestro Instagram con el navegador Chrome




Hacer clic sobre la zona en blanco con el botón derecho del ratón y se os abre la siguiente ventana: Pinchar en Inspeccionar.



Una vez hayáis hecho click sobre Inspeccionar, os sale la siguiente pantalla. Pinchar sobre los símbolos que marca la flecha roja (es un teléfono y una tablet)




Abrir el desplegable donde pone Responsive (pinchando en el triángulo negro)



 Marcar vuestro teléfono, y en caso de que no aparezca, pinchar sobre Edit




Se abre el siguiente desplegable



Pinchar sobre Add custom device



Escribir vuestro modelo de teléfono 




Pinchar en Add



Comprobar que aparezca solamente marcado vuestro modelo de teléfono



Actualizar, para ello hacer click en el círculo con flecha como os indica en la imagen.



Como podéis comprobar, ya tenéis activado el botón de compartir.



Pinchar sobre él, y os lleva a vuestro PC para que podáis buscar la foto que queréis subir al Instagram.




Elegir la foto que queráis subir. Como podéis observar en la imagen, salen dos botones debajo de la foto, en ellos podréis modificar la imagen. Y más abajo Editarla.




Una vez tengáis la foto a vuestro gusto, le dais a Siguiente




Escribir el texto que deseéis 




 Pinchar en Compartir





Ya tenéis vuestra foto compartida en Instagram


Estos pasos son para la primera vez que se haga, luego os quedará grabado y solo tendréis que abrir Instagram con el Chrome, botón derecho Inspeccionar y pinchar en actualizar. Y aparecen los botones abajo.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os sea de ayuda, y si tenéis alguna duda, no dudéis en preguntarme!!!

Image and video hosting by TinyPic

martes, 20 de febrero de 2018

Cupcakes de chocolate con crema queso mascarpone



A veces no podemos vivir sin un poco de chocolate, pues estos cupcakes son ideales para matar ese gusanillo J

Estos cupcakes de chocolate con crema de queso mascarpone, son ideales para una sobremesa en familia, para una merienda entre amigos, para cumpleaños, a quien no le gusta un cupcake de chocolate??

Cuando no tienes nada preparado en casa, y cuentas que te llegue alguien de improviso, estos cupcakes son la propuesta ideal, pues en media hora los tienes listos para servir!!!

Ingredientes para 12 unidades
  • 115 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 g de azúcar
  • 175 g de harina de trigo
  • 120 g de leche a temperatura ambiente
  • 40 g de cacao en polvo sin azúcares añadidos
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla (o extracto)
  • 1+1/2 cucharadita de levadura química
  • 3 huevos

Para la crema
  • 200 g de nata
  • 200 g de queso mascarpone
  • 3 cucharadas de azúcar glasé
  • Chocolate derretido para decorar




Elaboración
Precalentar el horno a 170ºC
Colocar en una bandeja para cupcakes, las cápsulas de papel.
Tamizar la harina junto con la levadura y el cacao, reservar.
En un bol, batir la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee.
Añadir los huevos de uno en uno, no añadir el segundo hasta que el primero este totalmente integrado, y así sucesivamente.
Añadir la pasta de vainilla, batir.
Agregar la mitad de la harina y batir a velocidad baja hasta que esté incorporada a la mezcla, añadir la leche, y volver a batir.
Finalmente añadir el resto de la mezcla de la harina y batir a velocidad baja hasta conseguir una mezcla homogénea.
Repartir la masa en las cápsulas (3/4 partes) y hornear unos 20-25 minutos, hasta que el insertar el palillo éste salga limpio.
Transcurrido los 20 minutos, debéis vigilar el horno, ya que cada horno es un mundo. Si nos pasamos de tiempo de horneado, los cupcakes no saldrán tan esponjosos.
Dejar enfriar un par de minutos en la bandeja y luego retirar a una rejilla hasta que enfríen por completo.
Preparar la crema de queso de mascarpone, para ello verter todos los ingredientes en el bol de la batidora, y batir con la ayuda de las varillas, primero a velocidad baja y luego a velocidad alta hasta conseguir una textura densa, como cuando montamos nata sola.

Presentación
Decorar con la crema con la ayuda de una manga y una boquilla de estrella (1 M de Wilton) y luego verter chocolate derretido por encima.

Espero que os haya gustado mi propuesta y os animéis a hacerlos.
Podéis dejarme en comentarios que os ha parecido mi propuesta, me encanta leeros, muakssssssss

Image and video hosting by TinyPic

jueves, 15 de febrero de 2018

Tarta San Valentín



Habéis sido muchas las personas que me habéis preguntado por la receta y la elaboración de la tarta de San Valentín, así que me he decido a escribiros esta entrada para explicaros como la hice. Tengo que decir que la receta la he seguido por los stories de Silvia de Megasilvita, adaptándola un poco al tamaño de la tarta que he hecho yo. Este tipo de tartas son tendencia para este año 2018.

 INGREDIENTES

Para la masa de galleta
  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 190 g de harina de trigo todo uso
  • 60 g de azúcar glasé
  • 60 g de harina de almendra
  • 1 huevo pequeño
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla o extracto

Para el relleno
  • 200 g de nata vegetal (podéis usar de la normal)
  • 30 g de azúcar glasé
  • 150 g de queso mascarpone 

ELABORACIÓN
Tamizar la harina y la almendra, reservar
En un bol de la batidora, mezclo la mantequilla con el azúcar y la pizca de sal hasta que esté todo bien integrado (unos 2 minutos).
Añadir el huevo y la vainilla, batir.
Agregar la mezcla de la harina y batir hasta que todos los ingredientes estén mezclados.
Formar una bola con la masa y envolverla en papel film. Llevar a la nevera a reposar unos 30 minutos.
Una vez haya reposado, cortar la masa en 2 partes, y cada parte estirarla entre 2 papeles de horno, con la ayuda de un rodillo y unas tablillas niveladoras de 4 mm de grosor.
Colocar sobre una bandeja rígida (mi consejo es que lo hagáis sobre la bandeja qué vais a hornear) y llevar de nuevo a la nevera a reposar otros 30 minutos.
Es conveniente hacer todos los reposos, ya que así obtendremos un resultado perfecto, unas galletas totalmente lisas.
Precalentar el horno a 170ºC
Una vez haya transcurrido el tiempo de reposo, sacar de la nevera y con la ayuda de una plantilla, (aquí os dejo la que he usado yo) y de un cuchillo, recortar por los bordes de la plantilla y retirar los excesos con cuidado de no estropear el corazón.
Si habéis recortado la masa y el horno no está todavía caliente, es aconsejable que llevéis de nuevo vuestras masas a la nevera.
Una vez tengáis las 2 masas recortadas, hornear a 170ºC unos 12-15 minutos, el tiempo dependerá de cada horno y del tamaño de la galleta. Cuando veáis que los bordes se doran, estarán listas para sacar del horno. Dejar enfriar sobre la bandeja, y una vez frías colocar con cuidado sobre una rejilla.


Elaboración del relleno
Para ello, poner todos los ingredientes en el bol de la batidora, con el accesorio de varillas y batir a velocidad mínima hasta que esté todo mezclado, luego subir un poco la velocidad hasta que esté bien montado, sin excederse ya que puede cortarse el queso.
Montaje de la tarta
Colocar la primera capa de galleta sobre la bandeja donde vayamos a servirá la tarta (para que os hagáis una idea del tamaño, la bandeja cuadrada que usé para mi tarta es de 25x25cm) y decorar con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla redonda del nº12 de wilton o similar, haciendo unos puntos.
Colocar la segunda capa y volver a realizar el mismo proceso con la manga.
Finalmente decorar la tarta, yo he usado unas flores no comestibles, las cuales he forrado con papel film por abajo. Le he puesto unos macarons, merenguitos y fresas frescas.
La receta de los macarons la tenéis aquí
La de los merenguitos aquí
Os aconsejo que la tarta la hagáis el día anterior y la decoréis el mismo día que la vayáis a comer.
La tarta debe estar al menos 4 o 5 horas en la nevera, para que la galleta al estar en contacto con la crema, se humedezca y por lo tanto se ablande, así será muy fácil cortarla.
La decoración es conveniente ponerla justo antes de servirla, o lo más tarde posible, ya que al estar en contacto con la crema, sufrirán los estragos de la humedad de la crema. Las frutas frescas tienden a oxidarse, las flores a mucharse ……

Esta tarta la podéis adaptar para hacer números para los cumpleaños. No hace falta comprar moldes, es tan sencillo como bajarse unas plantillas de internet.
Espero que os animéis a hacer y me digáis que os a parecido J

Image and video hosting by TinyPic

lunes, 12 de febrero de 2018

Donuts Caseros



Con la entrada de hoy participo en el reto #donutworrysiescasero que organiza CocinandoSabores.
El reto consiste en hacer donuts caseros y, en el día de hoy, llenar las redes sociales con imágenes de ellos J  Para ello debemos etiquetar las fotografías de nuestros donuts caseros con el hastang #donutworrysiescasero,  y así poder ver todos los donuts que se prepararon para la ocasión. Que os parece la idea??
Os animáis a ver todas las propuestas??
Aquí os dejo la mía, la receta es del blog Webos fritos.

 Ingredientes para unos 9-10 donuts

Para la masa de arranque
  • 3 g de levadura fresca
  • 90 g de agua tibia
  • 140g de harina de fuerza (yo usé de 13 de proteína)

Para la masa principal
  • 3 yemas de huevo M (50 gramos)
  • 15 g de leche
  • 20 g de levadura fresca (yo usé la de la marca levital)
  • 30 g de azúcar blanco
  • 125 g de harina de fuerza (yo usé de 13 de proteína)
  • 5 g de sla
  • 30 g mantequilla a temperatura ambiente
  • Aceite de girasol para freír (es importante que sea de girasol, ya que este tipo de aceite no añade sabor como el de oliva)

Para el glaseado
  • 150 g de azúcar glasé
  • 2-3 cucharadas de agua
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla



Elaboración
Comenzamos haciendo la masa de arranque, para ello desmenuzamos la levadura en el bol de la batidora. Vertemos el agua tibia y removemos con una espátula.
Montamos a la batidora el accesorio del gancho, añadimos la harina y mezclamos unos 30 segundos a velocidad media. Formamos una bola y la ponemos en un bol enharinado, la tapamos con papel film y dejamos reposar 1 hora a temperatura ambiente.

Ahora preparamos la masa de los donuts. Para ello colocamos la masa de arranque en el bol de la batidora, añadimos la leche, la levadura, el azúcar, la harina y los 50 gramos de yema de huevo.
Mezclamos todos los ingredientes, con el accesorio de gancho, unos 5 minutos a velocidad media-baja.
Cuando tengamos una masa homogénea, añadimos la sal y batimos otros 5 minutos.
Por último, sin dejar de batir, añadimos la mantequilla cortada en dados pequeños y amasamos hasta conseguir una masa lisa y brillante.
Formamos una bola y la depositamos en un cuenco limpio enharinado. Lo tapamos con papel film y dejamos reposar 1 hora aprox, tendrá que doblar el volumen. Dependiendo de la temperatura que tengamos en casa, podrá variar el tiempo hasta 2 horas.

Ahora llegó la hora de formar los donuts. Para ello echamos un poco de harina sobre nuestra encimera y ponemos la masa sobre ella. Con la ayuda de un rodillo la estiramos hasta conseguir 1 cm de grosor aprox (yo me he ayudado de unas tablillas niveladoras). Si vemos que la masa no estira bien, es decir, que la estiramos y parezca que quiera volver en sí, la tapamos con un paño y la dejamos reposar unos 10 minutos y luego volvemos a intentarlo, ya que con el reposo, la masa será más manejable.
Una vez estirada la masa, con la ayuda de un cortador de donuts (si no lo tenéis lo podéis hacer con dos aros redondos de distinto tamaño) cortamos las piezas y trasladarlas a una bandeja forrada con papel de horno. Es importante que dejéis espacio entre uno y otro, ya que en el último levado crecerán.
Dejamos levar otra hora y los tapamos con papel film sin que llegue a tocar la masa. Es conveniente que untéis un poco el papel film de aceite, por si llegase a rozar con la masa, no se pegue.
Calentamos aceite de girasol en un cazo, hasta llegar a los 165º-170º C


Recortamos el papel de horno, alrededor de cada donuts (este proceso se hace para que al meter el donuts en el aceite, éste no pierda su forma) y comenzamos a freírlos. Tenemos que meter el papel de horno a freír con el donuts, y en cuanto lo tengamos en el cazo, retiramos el papel con la ayuda de unas pinzas (una vez depositemos el papel y el donuts, sale con mucha facilidad, ya que al ponerse en contacto con el aceite caliente, se depega)
Freímos los donuts, unos 2-3 minutos por cada lado. Es muy importante mantener la misma temperatura (165-170ºC) durante todo el tiempo de freír.
Los donuts tienen que quedar con un ligero tono dorado, tenemos que prestar mucha atención, ya que se pueden pasar con mucha facilidad.
Los sacamos y los colocamos en un colador para que suelten el exceso de aceite, luego los colocamos sobre una rejilla para que acaben de enfriar.
Una vez fríos, pasamos a glasearlos.
Para elaborar el glaseado, ponemos el azúcar glasé en un tazón no muy grande, lo más ajustado al tamaño del donuts y añadimos el extracto de vainilla y el agua. Mezclamos hasta conseguir un glaseado espeso. Tenemos que tener en cuenta que el glaseado no nos quede muy líquido, ya que sino al glasear no nos formará esa deliciosa costra que queremos conseguir. Para ello os aconsejo que pongáis 2 cucharadas de agua y luego vayáis añadiendo la tercera según veáis la textura que va cogiendo.
Glaseamos los donuts, para ello cogemos un donuts con cuidado y lo bañamos en el glaseado hasta la mitad y lo colocamos sobre una rejilla.  Y así hasta que terminemos de bañar todos los donuts.  Y ya los tenemos listos para degustar!!!
* Lo ideal es comerlos en el día, en mi casa no duraron ni dos horas jajajaja
Pero en el caso que no queráis atiborraros como yo, podéis congelarlos. Simplemente cuando estén fríos, los envolvéis en papel film y los metéis en el congelador.
El aspecto es muy muy parecido a los que se compran en el supermercado, pero el sabor es un poco distinto, para mi están más ricos que los comprados.
Si os animáis a hacerlos, ya me diréis que os han parecido ….
Y hasta aquí mi propuesta de hoy, espero que os haya gustado y me dejéis en comentario con vuestra opinión. Me encanta leeros, muakssssssssss
Image and video hosting by TinyPic




viernes, 2 de febrero de 2018

Cookies blanditas con gotas de chocolate


No  puede haber nada mejor que disfrutar de una maravillosa merienda entre amigos, y si con el café, acompañamos unas deliciosas cookies, que más se puede pedir…
Unas cookies con una masa dorada, con una textura blanda y esponjosa, con un ligero aroma a vainilla, con gotas de chocolate y trocitos de chocolate, solo pensarlo se me hace la boca agua J

Vamos con la receta:

Ingredientes: (a mi me han salido unas 20, todo dependerá del tamaño)
  • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar de caña integral (yo he usado panela)
  • 100 g de azúcar blanco
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • 250 g de harina de trigo todo uso
  • 80 g de gotas de chocolate negro (yo he usado estas de Chocolates Clavileño)
  • 200 g de chocolate para postres, cortado en trozos pequeños (yo he usado este de Chocolates Clavileño

Elaboración:
Precalentar el horno a 180º
En un bol, batir la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa (unos 5 minutos). Incorporar el huevo y la pasta de vainilla, batir.
Tamizar la harina junto con el bicarbonato y añadir a la mezcla anterior batiendo a velocidad baja. Cuando se obtenga una masa homogénea, incorporar las gotas de chocolate y el chocolate en trozos. Refrigerar el bol durante unos 15-20 minutos.
Transcurrido ese tiempo, preparar las bandejas de horno con papel vegetal. Tomar porciones de masa (yo me he ayudado con el aparato de hacer bolas de helado de 24) y hacer bolas y colocarlas en las bandejas, dejando espacio entre ellas. Aplastarlas un poco con la palma de la mano. Hornear a 180º C unos 12-15 minutos hasta que se doren un poco. Sacar del horno y dejar templar, luego las trasladaremos a una rejilla para que se acaben de enfriar por completo.
La receta es de Alma Obregón, de su libro “Galleta Perfecta”
Espero que os haya gustado la merienda de hoy y me dejéis vuestros comentarios. A vosotros también os gusta hacer vuestras propias cookies en casa para merendar entre amigos, en familia o con los compis de trabajo??
Image and video hosting by TinyPic