domingo, 5 de noviembre de 2017

Chinois de Crema Pastelera


Con la entrada de hoy participo en el “Duelo de Ases” que organiza Goyo de I Cake 4 U. Este duelo consiste en enfrentarse por parejas.
Entre todos los inscritos al duelo, se sortearon parejas al azar.
Goyo elige el dulce que tenemos que realizar ambas personas,  se presentan y luego sale a votación. El dulce más votado pasa a la siguiente  fase, y así  hasta que solo quede un ganador. Toda la información del duelo la tenéis aquí.
A mí me tocó enfrentarme a Cristina del blog Bizcocheando y la receta a elaborar es: Chinois.

Cuando vi que me tocaba hacer chinois para el duelo, me puse súper contenta, pues me encantan este tipo de masas, los brioches son mi perdición!!!
Este chinois está compuesto por una masa suave, que junto con la crema pastelera hace que se convierta en un dulce muy rico y jugoso.
Fuente: cuadernos de cocina.

Vamos con la receta:

Ingredientes para la crema pastelera:
  • 500 ml de leche
  • 3 huevos
  • 50 gr de maicena
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla 

Ingredientes para el brioche
  • 50 gr de leche
  • 50 gr de mantequilla
  • 50 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 yogurt natural
  • 12 gr de levadura fresca
  • 8 gr de azúcar vainillado (un sobre)
  • 1 cucharada de miel
  • 400 gr de harina de fuerza
  • 1 huevo batido para pintar antes de hornear


Elaboración:
En primer lugar vamos a preparar la crema pastelera para que se enfríe.
En un cazo ponernos todos los ingredientes, lo calentamos a fuego medio, y sin dejar de remover, esperamos a que espese.
Retiramos del fuego y vertemos la crema en un bol, tapando al ras con papel film para que no coja costra. Reservamos.

Para la elaboración del brioche: En primer lugar calentamos la miel un poquito y le echamos la levadura desmigada y revolvemos hasta que se quede disuelta por completo, reservamos.
En el bol de la batidora, echamos la leche (a temperatura ambiente), la mantequilla (a temperatura ambiente) y los azúcares, lo batimos con las varillas un par de minutos. Seguidamente añadimos la miel, el huevo y el yogurt y mezclamos otro par de minutos.
Cambiamos las varillas por el gancho de amasado y incorporamos la harina poco a poco sin dejar de batir. Tenemos que obtener una masa no pegajosa.
Pasamos la masa a un bol y lo tapamos con un paño. Lo dejamos levar hasta que doble su volumen (aprox. 1 hora, aunque dependerá de la temperatura a la que esté)

Una vez esté levado, volcamos la masa sobre una superficie enharinada y amasamos con las manos para desgasificarla. Extendemos con un rodillo hasta obtener un rectángulo de 40x30 cm. Extendemos sobre la masa la crema pastelera y la enrollamos como si fuera un brazo de gitano.
Cortamos la masa en pociones de 5 cm de ancho aprox., la vamos colocando sobre un molde desmoldable, previamente engrasado y de unos 26 cm de diámetro (yo opté por usar dos de unos 20 cm) y dejando separación entre ellos, ya que al tener que levar de nuevo, necesitan espacio.
Una vez colocados en el molde, lo tapamos con un paño y lo dejamos levar hasta que doble su volumen.

Cuando hayan levado, pincelamos por encima con el huevo batido, y en mi caso espolvoree azúcar perlado y lo llevamos al horno, previamente precalentado a 180ºC unos 30-40 minutos. Hay que vigilarlos, ya que se doran muy pronto. Si veis que cogen color dorando pronto y aún falta tiempo de horneado, colocar papel de horno por encima para que no se nos queme.
Una vez transcurrido el tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar.
Desmoldamos y, si no está aún totalmente frío, lo dejamos reposar. Y ya lo tenemos listo para degustar. Lo mejor es dejarlo de un día para otro.
Espero que os haya gustado mi propuesta y me dejéis vuestra opinión!!! Mil gracias por leerme, muaksssssssssss.

Image and video hosting by TinyPic